ana-la-de-avonlea-reseña-libro-opinion-tejas-verdes

Hablando de libros | Ana, la de Avonlea, de Lucy Maud Montgomery
(Ana, la de Tejas Verdes II)

ana-la-de-avonlea-opinion-libro-reseña

sinopsis

 

Ana, la de Avonlea – Ana la de Tejas verdes (II)

Desde que llegó a Tejas Verdes siendo una imaginativa niña pecosa de 11 años, que a pesar de su facilidad para meterse en líos se ganó el cariño de toda la gente de Avonlea, Ana se está haciendo mayor y llega ahora el momento de convertirse en una joven mujercita. A sus dieciséis años ha madurado mucho, aunque una gran parte de ella sigue siendo tan rebelde como su rojo cabello.

En Ana, la de Avonlea, el tierno personaje creado por la canadiense L. M. Montgomery se enfrenta a nuevos retos como maestra de la escuela y fundadora de la Sociedad de Fomento de Avonlea, sociedad juvenil pensada para mejora del lugar. Su imaginación y su vitalidad seguirán haciendo que se vea envuelta en divertidos malentendidos y nuevos problemas que tendrá que resolver.

Mientras Ana Shirley se convierte en mujer, sus aventuras y ocurrencias nos divertirán y tocaran nuestro corazón. Esta obra, al igual que toda la serie de Ana Shirley, conjuga los valores de la vida rural y la familia con las cuestiones universales que todos nos planteamos en algún momento, como la pertenencia a una tierra, el valor de la amistad o la esencia del amor.

ana-la-de-avonlea-comprar-libro

la-autora

L.M. Montgomery

Lucy Maud Montgomery.  (1974 – 1942) Escritora canadiense universalmente conocida por la serie de novelas que narran la vida de Ana Shirley, nació en 1874 en Clifton (actualmente New London), una pequeña ciudad de la Isla del Príncipe Eduardo (Canadá). Tras la muerte de su madre, cuando ella contaba menos de dos años de edad, su padre decidió dejarla a cargo de sus abuelos maternos, en Cavendish, para irse a vivir al oeste del país, donde volvió a casarse.

 

 

mi-opinion

 

Cuando acabé de leer el primer libro de la saga sólo deseaba ponerme con el siguiente y al terminar Ana, la de Avonlea me ha pasado exactamente lo mismo ¡Es que esta niña se hace querer!

Ana ha madurado, lo justo para su edad, y se nota en algunos comportamientos; Lucy va sabiendo como enfocar la madurez y el crecer de todos los personajes y sobre todo el de Ana, pero jamás hace que Ana deje de ser Ana, la de Avonlea; cosa que me encanta. Ahora Ana es maestra del mismo colegio donde estaba estudiando, ahora le tocará a ella enseñar a los niños todo lo que sabe, todo lo que le han enseñado. Sigue siendo soñadora, pero a medias, digamos que en este libro está algo más “relajada” no sé si es la edad, las responsabilidades o simplemente que en Ana, la de Avonlea nos quiere mostrar la autora todo lo que está por venir, nos va poniendo en situación sin llegar a ser en ningún momento pesada contando cosas que no vienen a cuento, algo que es de agradecer.

Nuevos personajes que sacan miles de emociones.

Las ganas de seguir conociendo más sobre el futuro de Ana, del pueblo, de su relación con su adorada amiga Diana son infinitas, porque Lucy Maud Montgomery tiene una pluma fabulosa; consigue en cada momento que sientas en tu propia piel lo que está pasando en el libro y eso es lo que siempre busco ¿ustedes no?

Las historias que la autora ha creado nuevas, son todas maravillosas, el señor Harrison me sorprendió muchísimo, para bien; me esperaba el típico señor mayor pesado y soso, pero terminó siendo un personaje al que querer como a cualquiera más cercano. Y una historia de amor que aparece que es taaan bonita… (No diré más para no crear spoilers; que saben que los odio y aquí están prohibidos) Dos niños que llegan al pueblo y a la vida de Ana de una forma un tanto inesperada (como me encanta que pasen estás cosas, madre mía…) Y que hacen que salgan mil sentimientos por ellos, por cada momento y cada travesura (¡no diré más!)

¿Lo recomiendo? Sin duda alguna.
¿Lo peor? NADA
¿Lo mejor? Todo, la forma de narrar cada cosa de Lucy es maravillosa y hace que cada día quieras más a Ana, con una n.

 

~ Mil gracias a la editorial ~

Vivo en una isla en medio del Atlántico. Los libros me dan ese queséyo que me hace vivir feliz. Perdidos fue la serie que consiguió que me enganchara a miles más y ahora pueda decir que soy seriefila. Los videojuegos para mi son arte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies