el-fin-de-la-soledad-benedict-wells-opinion
Benedict Wells,  Malpaso,  Sin categoría

📚 Hablando de libros | El fin de la soledad, de Benedict Wells

el-fin-de-la-soledad-benedic-wells-libro

sinopsis-libro

el-fin-de-la-soledadDesde que sus padres murieron en un accidente, Jules se ha convertido en un niño que vive encerrado en su propio mundo siempre y cuando Alva, con su pelo rojo y sus gafas de concha, no se siente junto a él. Alva será su único gran amor, aunque ambos no acaben de encontrar el valor para decírselo. Sus destinos, marcados por una infancia difícil «que afecta como un enemigo invisible cuando menos se lo espera», se entrelazan con las de los hermanos de Jules.

 

 

 

el-autor

benedict-wells

Benedict Wells – (Munich, 1984) es novelista. Tras su graduación en el instituto se mudó a Berlín, donde decidió que perseguiría su sueño de convertirse en escritor en vez de ir a la universidad. Su primera novela, Becks letzer Sommer, que publicó a la edad de 24 años, fue descrita por Die Zeit como «el debut más interesante del año» y fue llevada al cine en 2015.

 

opinón-libro

Amo cuando me meto en una lectura que me deja con ganas de más, con ese sentimiento de no querer acabar nunca la historia, pero a su vez querer saber todo lo que ocurre; y eso es justo lo que me ha pasado con este libro. Puedo asegurar que ‘El fin de la soledad’ será uno de los que esté en la lista de mis lecturas favoritas de este año. Si amo leer es por encontrarme con historias así, sin duda alguna.

Cuando tuve este libro en mis manos sentí miedo, pensaba que me iba a encontrar una historia de amor, de esas empalagosas, llenas de miles de frases bonitas, pero que al final me aburren un montón y cuando iba leyendo y veía que la historia de amor era pura, real y preciosa sin ser nada ñoña iba quedando más enamorada de este libro.

Descubrí una magia que sabía que existía sin la necesidad de caer siempre en lo mismo.

Jules, el protagonista; es quien nos relata lo que va ocurriendo en su vida, su historia de amor, sus peleas con sus hermanos Marty y Liz; nos hace sentirnos como si estuviéramos ahí con él en los años ochenta y en la actualidad, que es cuando ocurre toda la historia. Gracias a sus recuerdos del pasado y sus vivencias vamos entendiendo la historia actual, algo que a mi me encantó.

Bueno, uno viene al mundo y queda determinado por lo que le rodea: sus padres, los guiños del destino, la educación, las experiencias casuales… entonces uno empieza a dar por sentado que es como es.
Cuando decimos “Yo soy así” nos estamos refiriendo sólo a la superficie, a nuestro primer yo. – Se sentó sobre mi escritorio- Para encontrar nuestro verdadero yo es imprescindible cuestionarse todo lo que hemos conocido desde nuestro nacimiento, e incluso perder algunas cosas, si es necesario. A menudo, los humanos aprendemos sólo mediante el sufrimiento. Estos son los momentos en los que uno se conoce de verdad.

Benedict, es un mago de las palabras.

Consigue hacerte sentir en una frase cosas que jamás pensaste que ibas a sentir; o cosas que ya has sentido pero no esperabas volver a repetir; sin duda alguna merece todo el éxito que ha tenido.

Por fin una bonita historia de amor, amistad y familia, con normalidad, sin tapujos, sin adornar para no molestar, sin hacer más de lo que realmente siempre es. Por fin, una gran historia de una persona con mil heridas internas por los palos de la vida, pero con mil cosas que dar a quienes le quieren aunque eso puede que cueste entenderlo, al final siempre ocurre.

No puedo quedarme con ninguna parte como favorita. Ni comentar si el final sorprende o no, porque toda la historia da giros que no esperaba; giros relatados de forma maravillosa, momentos que sentía que era yo quien los vivía; momentos que ojalá nadie tuviera que vivir, pero así es la vida.

Podría quedarme con mil momentos de El fin de la soledad; pero casi todos han ido a parar al cajón de no abrir de nuevo. Pero otros quedaran ahí para un día ser soltados porque de eso va, de sentir, recordar y vivir.
Con esta historia nos queda claro como es la vida, con sus momentos oscuros, de luz, felices; los detalles pequeños que guardamos eternamente y los enormes que preferimos borrar (o guardar en ese cajón de no sacar nunca jamás)

La vida no es un juego que tiene que acabar en cero. La vida no tiene que ajustar cuentas, las cosas suceden, sin más. A veces es justa y todo tiene sentido. Y a veces es tan injusta que uno duda de todo. Yo le quité la careta al destino y vi que no era más que pura casualidad.
Realidad pura y dura es la que nos encontramos en esta historia, realidad que Benedict supo aprovechar; realidad que me enamoró por completo.
Esos momentos en los que no decimos o hacemos algo por miedo y nos quedamos con el ‘y si…’ esas perdidas dolorosas, esas risas, esa canción que nos hace temblar, esa mirada que nos hiela la sangre; todo eso, eso que sentimos mil veces en nuestra vida es ‘El fin de la soledad’.

 

¿Lo recomiendo? Sin duda alguna SÍ. Porque tiene de todo, porque merece la pena ser leído, devorado y admirado.
¿Lo peor? Nada, en serio, nada.
¿Lo mejor? Todo, absolutamente todo, la pluma de este autor me conquistó por completo.

A mi sólo me queda pedir: ¡MÁS LIBROS ASÍ POR FAVOR!
Y ahora me voy a escuchar la playlist de este libro, porque es igual de maravillosa que él. 

Vivo en una isla en medio del Atlántico. Los libros me dan ese queséyo que me hace vivir feliz. Perdidos fue la serie que consiguió que me enganchara a miles más y ahora pueda decir que soy seriefila. Los videojuegos para mi son arte.

¡Holi! Quiero darte las gracias por leer mi entrada, si lo deseas puedes dejar un comentario, compartirla o lo que desees ¡me harás muy feliz!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: